dialoga en Lima y en Loreto

Estado Laico  - Perú

¿Sabes qué opina tu candidato sobre el Estado Laico?

Publicado: 2015-12-18


Elegir un candidato es la tarea más difícil que debe cumplir un ciudadano. También es el mayor derecho de un individuo dentro de una democracia.

Existen diversos puntos que deben contemplarse para tomar la decisión final (ya sea si se elige el candidato “menos malo” o el “mejor”). Casi todos conocemos las opiniones de los candidatos sobre temas muy importantes (salud, educación, seguridad ciudadana, economía, etc.), pero hay un punto que no es común en la agenda política peruana: el Estado Laico.

Habrá ciudadanos que no conocen sobre este tema y no les interesa conocer. Si están en esa postura, ya no pierdan su tiempo leyendo el resto de artículo. Para los demás expondré algunos aspectos que pueden ayudarles a evaluar a los candidatos.


¿QUÉ ES EL LAICISMO?

Es una corriente ideológica que defiende la independencia del hombre o de la sociedad, y especialmente la del Estado, de toda influencia religiosa o eclesiástica.


¿EN QUÉ SE DIFERENCIA DE «LAICIDAD»?

==> El debate sobre el significado de los términos lo abrió El papa Pío XII en 1958.

==> Indicó que la tradición católica defiende la idea de una “sana laicidad”, es decir, del “esfuerzo continuo para tener separados y al mismo tiempo unidos religión y política”.

==> En otras palabras, la «laicidad» es un término usado desde una perspectiva religiosa que defiende la separación de poderes pero dando espacio para la influencia mutua.

==> En este sentido, se han desatado diversas interrogantes como:

_____ ¿Hasta qué punto se puede hablar de “influencia” y no de “intervención”?
_____ ¿Cuándo se habla de “religión” se refiere a un grupo religioso (el mayoritario) o a todos los grupos religiosos?
_____ ¿En qué medida es factible que TODOS los grupos religiosos influyan si, como se sabe, sus ideologías suelen oponerse entre sí?
_____ ¿Resultaría justo que solo un grupo religioso (o pocos grupos religiosos mayoritarios) influyan en el Estado ninguneando a los demás grupos religiosos y a la población atea o agnóstica?
_____ ¿Deben someterse a una influencia religiosa quienes no profesan ninguna religión?
_____ ¿La “influencia” solo se debe dar en el sentido de la religión a la política y no de la política a la religión?
_____ ¿La “influencia” implica la obligación del Estado de financiar a un grupo (o pocos grupos mayoritarios) con el dinero de contribuyentes no religiosos o que no pertenecen a las religiones mayoritarias?, etc.

==> Por su parte, el laicismo propone que ninguna religión debe influir en la política ni ser influida por ella.

==> También propone que toda persona tiene derecho a ejercer su religión y obrar según sus parámetros morales siempre y cuando no dañe a otra persona (por ejemplo, no puede quemar a alguien por no pertenecer a su religión).


¿EL PERÚ ES UN ESTADO LAICO?

Veamos la Constitución Política del Perú:

- El artículo 2, inciso 2 condena la discriminación por religión. Punto para el Estado Laico.

- El artículo 2, inciso 3 consagra la libertad de religión y su ejercicio público. Punto para el Estado Laico.

- El artículo 2, inciso 3 condiciona el ejercicio público de la religión a la ofensa de la moral. Peligro para el Estado Laico porque nos preguntamos ¿a la moral de quién? O ¿quién determina la moral que puede ser “ofendida”? La respuesta a esta pregunta está en el artículo 50.

Como vemos, según la Constitución, el Perú se rige por el laicidad y no por el laicismo. La moral, por tanto, estará regida por los parámetros del catolicismo romano.

De este artículo se deduce que ninguna otra religión es reconocida como importante en la formación histórica y cultural del Perú, pero la religión evangélica también ha sido importante. ¿La solución es incluirla en la constitución como religión importante? No. Porque también hay otras religiones. Considerar solo una es tan injusto como considerar varias y no todas las religiones. Pero si se considerara a todas las religiones, sería imposible gobernar intentando contentar a todos los grupos. ¿La solución? Un Estado que no prefiera a ninguna religión, es decir un Estado Laico.

Cabe aclarar que la democracia no es un gobierno para las mayorías, sino un gobierno para todos. Cualquier exclusión es antidemocrática. Cualquier preferencia por un grupo lo convierte en élite, con privilegios que los demás grupos no tienen.

Veamos cómo influye en la Constitución el catolicismo romano:

El aborto, pues, está penado por la interferencia (ya no simple “influencia”) de la iglesia católica.

Si retomamos la idea de que la democracia es un gobierno PARA TODOS, resulta inaudito el preámbulo de nuestra Constitución:

Dentro del Perú no solo hay personas religiosas, también hay agnósticos, ateos, deístas, paganos, etc. El “dios” al que se hace referencia no es Zeus ni Inti ni Thor, sino el dios de la iglesia católica.

En pocas palabras: no existe verdadera igualdad entre los ciudadanos en cuanto a sus confesiones o no confesiones religiosas, la Iglesia tiene privilegios.


¿EN QUÉ AFECTAN LOS PRIVILEGIOS
DE LA IGLESIA CATÓLICA?

Además de las políticas de salud, también afectan directamente en el presupuesto de la república.

En 1980, el Perú firmó el Concordato (tratado con el Vaticano, que es un país de régimen monárquico) por el cual se ve obligado a conferir una partida presupuestal especial a la iglesia católica (más de 2 millones de soles). El dinero se destina, entre otros rubros, a pagar los sueldos de la alta curia (jerarquía católica).

2 MILLONES NO ES MUCHO,
¿ACASO NO AYUDAN A LOS POBRES?

En el caso de que el último centavo que el Perú destina a la iglesia católica fuera utilizado en paliar la pobreza (no es así, mucho dinero se va en sueldos y jubilaciones), esa función debe cumplirla el Estado peruano. Si la iglesia católica desea hacer labor social tiene dos grandes opciones:

- Los donativos de sus fieles.
- El financiamiento de su país: el Vaticano.


¡PERO SOLO SON 2 MILLONCITOS!

No. En realidad, los beneficios a la iglesia católica son muchos, entre otros:

1. Sueldos y pensiones de jubilación a los sacerdotes católicos en planilla mensual del Ministerio de Justicia.
2. Sueldos y pensiones de jubilación de Arzobispos y Obispos Castrenses.
3. Sueldos y pensiones de profesores de mil colegios católicos.
4. Mantenimiento de Arquidiócesis, Diócesis, Prelaturas, Vicariatos Apostólicos, Seminarios de la Conferencia Episcopal Peruana.
5. Becas para seminaristas.
6. Adjudicación directa y sin requerimiento de bienes perecibles incautados en Aduana.
7. Construcción de iglesias, parroquias y centros educativos católicos.
8. Financiamiento de obras sociales (Hogar de Cristo, Clínica san Juan de Dios, Asociación fe y Alegría, etc.).
9. Exoneraciones, inafectaciones y franquicias para todas las actividades que realiza (no paga impuesto a la renta, IGV, impuestos a las exportaciones de bienes, impuesto selectivo al consumo, impuesto predial, impuesto al patrimonio vehicular, licencia de funcionamiento, no emiten comprobantes de pago, etc.).
10. Exoneración del servicio militar en el activo y la reserva.
11. Exoneración de gravamen a los pasajes internacionales.
12. Exoneración de inscripción en el Registro de Donaciones.
13. Exoneración de arbitrios de limpieza pública, parques y jardines públicos y serenazgos.
14. Privilegio de enseñar el curso de religión católica como materia ordinaria. Los docentes de este curso deberán contar con la propuesta escrita del obispo de su jurisdicción.
15. Privilegio de disponer de una Comisión Mixta encargada de solucionar problemas inmobiliarios y jurídicos.
¿Sabes si tu candidato apoya el Estado Laico?
Si no lo sabes, pregúntale y escribe #PerúLaico





Escrito por

Doriss Vera

Literata y educadora


Publicado en