dialoga en Lima y en Loreto

Petición al decano de la facultad de letras de san marcos para que se retiren las imágenes religiosas

RETIRA TU RELIGIÓN DE MI UNIVERSIDAD

Valiente universitaria es la voz laica del Perú

"La certidumbre del mito es un obstáculo para el conocimiento"

Moisés Wasserman, bioquímico colombiano. Rector de la Universidad Nacional de Colombia.

Publicado: 2014-11-30

Navidad se acerca. Muchas casas se adornarán con nacimientos, arbolitos y guirnaldas, pero otras miles no: evangélicos, testigos de Jehová, musulmanes, judíos, paganos, agnósticos, deístas, ateos y otras tantas personas no adornarán sus casas. Incluso no pocos de ellos consideran que esos adornos los ofenden.  

El Perú es de todos los peruanos y entre los peruanos no solo hay católicos. Los no católicos somos una minoría, pero eso no implica que no tengamos derechos, por eso es tan importante recordar que la democracia no es el gobierno para la mayoría sino el gobierno para TODOS.


UNIVERSIDAD Y RELIGIÓN 

El término ‘universidad’ alude a los universal de los conocimientos que se imparten y que se encuentran más allá de las ideologías imperantes, incluso de las religiones.

Las universidades públicas, como instituciones educativas tienen el rol de formar futuros profesionales a través de conocimientos que no tienen adscripción ideológica. Aunque pudieron haber nacido con ella, luego se universalizaron (por ejemplo, la gravedad no tiene ningún vínculo con la ideología política o religiosa de Newton). Así también, como organismos estatales, las universidades tienen la obligación de mantenerse neutrales en asuntos religiosos. Pero eso no sucede en el Perú.


KATHERIN Y LA UNMSM

Una valiente joven estudiante de Filosofía de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Katherin Lisset Ángeles Sihuay) ha puesto el dedo en la llaga al cursar un documento al decano de la Facultad de Ciencias Humanas (Raimundo Prado Redondez) solicitándole que evite ―o, en su defecto, retire― toda imagen religiosa navideña de la facultad.

Katherin no solo está en su derecho, sino que es la voz de otros estudiantes que, católicos o no, reconocen la importancia de una universidad realmente laica. Y es un derecho puesto que el Perú legalmente es un Estado laico, aunque en la práctica acate los preceptos del Vaticano.

Un Estado laico ―que no es lo mismo que un Estado ateo― es aquel que no muestra privilegios ni concede prerrogativas a ninguna religión aunque sea mayoritaria, es decir, vela por la igualdad y el respeto a la libertad de pensamiento y de culto (o ausencia de él).

Cuando una institución pública exhibe una imagen religiosa, no está cumpliendo con su rol neutral y laico. Estas imágenes no son inocentes ni carecen de poder. Todo lo contrario. Justamente por ese motivo es que no vemos las imágenes de Thor o Krisna en colegios estatales, nombres de calles o como patrono de instituciones; solo vemos vírgenes, niños, cruces, ángeles y santos: la religión católica tiene un poder inaudito en nuestro país. No solo ha instaurado su ideología a punta de persecución, robo, tortura y muerte, sino que tiene mecanismos políticos muy bien tejidos para impedir que se lleve a la práctica lo que la ley ordena.


GISELLA ORJEDA Y EL CONCYTEC

A fines de abril del 2013, la directora del CONCYTEC (Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología), cursó una notificación para que los trabajadores de dicha institución estatal no exhibieran imágenes religiosas en su centro de labores. La respuesta de la iglesia fue arrolladora: en unas horas, Cipriani (arzobispo peruano) alzó su voz amenazante, movió sus hilos urdidos con dogmatismo, intereses políticos y poder, y logró anular un derecho protegido por ley.

arzobispo peruano juan luis cipriani

¿La excusa? Que el Perú es un país de mayoría católica. Señor Cipriani: el Perú tiene mayoría católica, pero no todos son católicos. Usted solo es representante de ellos, no imponga sus ideas a evangélicos, testigos de Jehová, agnósticos y ateos. Si desea vivir en un país católico, váyase el Vaticano que ya tiene visa.

¿Qué hará ahora el señor Cipriani? ¿Saldrá a atacar a una joven estudiante que es la voz laica en la UNMSM? Ella no es la única en este intento, la respaldamos muchos.

EN OTROS ZAPATOS 

Para quienes son parte de una ideología imperante sus privilegios son tomados como derechos. Así, para una sociedad racista, un blanco considerará que una mujer negra se siente en un bus junto a él como un atentado contra sus derechos (puede indagarse el caso de Rosa Parks en Estados Unidos y su lucha contra el racismo). Sin embargo, sus “derechos” solo son imposiciones que se han legitimado por la tradición y el poder. Que algo sea tradicional o mayoritario no es prueba de su justicia.

Cualquier católico en un país musulmán radical no solo se verá rodeado de esa ideología, sino que sus derechos serán recortados: no podrá asistir a una universidad, no será atendido en hospitales y su cabeza podrá ser cercenada en cualquier momento.

En el Perú ya no vivimos esos extremos (aunque hace unos siglos sí), pero quedan rezagos que evidencian el imperio arbitrario de una ideología. El laicismo es la respuesta más justa frente a los intentos de predominio religioso.

UN PASO HACIA EL LAICISMO

Son numerosas las voces que se suman al laicismo: católicos, evangélicos, testigos de Jehová, judíos, paganos, agnósticos, ateos, etc. optan por él porque la consideran la mejor vía para asegurar la convivencia entre sus diferentes posturas.

Gracias Katherin Lisset Ángeles Sihuay, gracias Gisella Orjeda por dar los primeros pasos. Desde aquí mi admiración y reconocimiento público a ellas.

Además del documento que Katherin está circulando, también pueden firmar esta petición virtual dirigida a la Facultad de Letras y a Cipriani con el fin de respaldar a la universitaria y evitar que se ejecuten represalias contra ella:

http://www.thepetitionsite.com/410/038/962/retirar-imgenes-religiosas-de-la-facultad-de-letras-de-la-universidad-nacional-mayor-de-san-marcos/?taf_id=13190064&cid=fb_na#

Una firma más en esa solicitud vale mucho en un país que todavía se arrodilla y besa el anillo de alguien que se hace llamar “Su Santidad”.



Escrito por

Doriss Vera

Literata y educadora


Publicado en